Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

miércoles, 26 de enero de 2011

"El planeta misterioso" de Greg Bear




Greg Bear fue uno de los autores mas importantes de ciencia ficción durante los años ochenta. A Miquel Barceló le encantaba, y le encanta. Tiene un montón de premios, es amigo de David Brin, está casado con la hija de Poul Anderson, tiene un montón de premios… ¿Qué pudo llevar a un hombre así a escribir una novela de Star Wars? El dinero supongo.

Ignoro si lo necesita tanto, pero si indagamos en su producción mas reciente publicada en España, con la excepción de “La ciudad al final del tiempo”, nos encontramos con intentos de terror, y thrillers tecnológicos de agentes del FBI que luchan contra terroristas con armas químicas. ¿Necesita tanto el dinero? Bueno, ahora anda escribiendo una trilogía que será una precuela del videojuego “Halo”. Y entre sus créditos estaba una de Star Trek, y la trilogía de la Fundación, que perpetró junto con David Brin (lo mas ameno de la ciencia ficción dura americana) y Gregory Benford (lo mas plomizo), no deja de ser un intento de explotar una franquicia, aunque el universo de Asimos.

Estoy siendo bastante injusto. Una novela debe juzgarse por sus propios méritos, independientemente del marketing y del fenómeno al que pertenezca, y su adscripción a una franquicia no tiene porque significar nada. De hecho, de algunas de ellas se pueden sacar agradables entretenimientos, y suelen tener el buen sentido de no engañar a nadie e ir directamente al grano, lo que no se puede decir de obras de similar calado literario e intelectual, como las novelas de Peter Hamilton. Aunque, reconozcámoslo, la mayoría suelen ser basura.

Así que la aparición de Greg Bear en este tipo de novelas me motivo lo bastante para conseguirla leerla. ¿Cuál es mi opinión en general sobre Greg Bear. Pues, si no intentara disimular lo machista que soy, fuese una mujer y en vez de hablar de su talento literario habláramos de sus atributos físicos, diría que está buena, tiene un polvo, pero sería cosa de un rollo de una noche, no de casarse con ella. Me gusta pero no estoy enamorado.

Todos sus libros son entretenidos, están medianamente bien escritos, contienen especulaciones científicas interesantes y bien curradas, y suele haber mucho sentido de maravilla y escenas espectaculares. Pero se le ven los hilos. Me refiero con ello a que tienen pasajes que no aportan nada a la narración, mas que cumplimentar la estructura que ha elegido para ella. Pongamos un ejemplo, en una novela tiene tres líneas argumentales que se van alternando, correspondientes cada una a un personaje, con los capítulos escritos desde su punto de vista, llamémosles A, B y C. Así a cada capítulo de A, sigue uno de B y a este uno de C. Tarde o temprano te encuentras con un capítulo de, por ejemplo B, que no aporta absolutamente nada a la historia, en el que no ocurre nada de nada, que podría omitirse sin que se notase. ¿Por qué entonces este capítulo? Porque le tocaba a B. Este tipo de cosas me cabrean.

Aparte de ello, soy incapaz de comprender a sus personajes, parecen tópicos y normales, pero tarde o temprano empiezan a comportarse de modo extraño, tienen reacciones cuyas causas no comprendo y que parecen contradecir como eran.

Y aunque estilísticamente no molesta, tampoco puedo decir que sea muy allá. A pesar de esto, sus virtudes siempre me han compensado sus defectos, y espero reseñar mas libros suyos por aquí, si vivo lo suficiente para leerlos.

¿Qué tal está esta novela? He leído pocas novelas de “Star Wars”, cuatro creo. Mejor que esas cuatro, pero tampoco muy allá. Transcurre entre los episodios I y II, empieza con un intento de asesinato de Anakyn, cuyos motivos se me escapan. Anakyn y Obi-Wan reciben entonces la misión de investigar la desaparición de la Jedi Vergere que estaba investigando un planeta donde se compran las naves mas veloces de la galaxia, naves vivas y fundamentalmente orgánicas.

Le he encontrado dos problemas principales, uno es que son seguidos por un amigo de la infancia de Tarkin al mando (mas o menos) de una flota de la confederación de comercio, que acumula capítulo tras capítulo, en los que prácticamente no pasa nada.

El otro es que somos testigos del crecimiento-cultivo-ensamblaje-fabricación de una de estas naves vivas, etapa tras etapa en una sucesión de rituales que impacientan, con razón, a Obi-wan. De modo que entre ritual y visita a Signar, pasan páginas y páginas, de una novela mas bien corta, hasta que por fin se produce el inevitable ataque y llega el clímax, bastante mas corto de lo habitual. Las escenas de acción no se hacen largas y tiene bastante emoción.

En el lado positivo, hay que reconocer que hace una buena caracterización de los personajes principales. Anakyn es creíble como adolescente conflictivo, y Obi-wan resulta enternecedor como maestro-padre que no sabe muy bien como ayudar a su discípulo, aunque lo intenta. Aparece algún alienígena muy divertido (no porque me haga chistes, sino por la peculiaridades de su biología), y tiene algunas ideas interesantes.

No está mal, es una lectura agradable, no es una mala space-opera, tal vez esté por encima de la línea, como creo que dicen aquí (si podéis verlo, hoy no puedo), pero está demasiado hinchada, y se hecha en falta una mayor ambición, como si el autor no considerase necesario darlo todo en este tipo de producto.

sábado, 15 de enero de 2011

"La tierra en llamas"




Bueno, no se puede decir mucho de “La tierra en llamas”. Para empezar el texto de la contraportada te resume el argumento de todo el libro desde el comienzo hasta el final y ya he hablado mucho del autor y del personaje. El fiel lector de Bernard Cornwell y de Uthred de Bebbanburg se encontrará aquello a lo que está acostumbrado, batallas emocionantes, conflictos de lealtades, el destino inexorable y una visión desmitificadora y sardónica de la historia . Cornwell sigue siendo el mejor escritor en activo de aventuras que conozco. Esta entrega supone quizá un giro mas melodramático a la serie, frente a la anterior, mas aventurera. Mas de lo mismo, pero ¿Quién se queja cuando te gusta?

jueves, 6 de enero de 2011

"La red de Indra"




Bueno, lo que teníamos pendiente “La red de Indra”. ¿De que va la red de Indra”.Copio:

“Un satélite norteamericano descubre un objeto enterrado a gran profundidad en la meseta Laurentina candiense. Se trata de una geoda perfecta de dos lkilómetros de diámetro para la que los geólogos noe encuentran ninguna explicación racional. Además este asombroso artefacto tiene al menos dos mil millones de años de antigüedad. “ Un coronel norteamericano recurre a su ex mujer, un física española, para examinarlo, que acude junto con su joven ayudante Neko.

A partir de aquí pongo spoiler de los gordos. Lógicamente intentan abrirlo (si no, no habría historia), todos los que estaban en la base se ven trasladados a otro mundo (no daré detalles, ya van bastantes spoilers), y empieza la lucha por la supervivencia.

Las informaciones que vuelan por internet indican que esta novela surgió al rebufo del éxito del “Thriller tecnológico”. La idea era que un escritor español del fandom aprovechara sus cualidades para llegar al gran público con este tipo de obras. Reconozco no tener nada claro en que consiste exactamente un “Thriller tecnológico”, y en que se diferencia de la ciencia ficción. Mis conclusiones son, que es una historia de ciencia ficción que transcurre en el presente y que tiene cierto aire de suspense. De modo que si cuentas como se intenta evitar que un cometa se estrelle contra la tierra en el siglo XXII (“El martillo de Dios”, por ejemplo), es ciencia ficción, pero si transcurre en la actualidad, (“Armagedon”), es un thriller tecnológico. Esto permite que la gente que tiene mala opinión de la ciencia ficción pueda leer obras de ciencia ficción sin avergonzarse de ello, ni traicionar sus principios ni creencias.

En fin, discutir de etiquetas es una de las cosas mas aburridas que se pueden hacer. La pregunta debería ser, ¿está bien la novela? ¿entretiene?. Pues si, muy entretenida es, ha sido muy bien recibida por los aficionados españoles a la ciencia ficción e ignorada por el resto del público, pero una vez mas, me ha sabido a poco.

Como se desprende de mi breve resumen, el argumento es bastante tópico, las sorpresas residen en las explicaciones de los acontecimientos, que no en los acontecimientos en sí. El trabajo de documentación es impresionante, y se nota, fundamentalmente, en que no se nota. No se molesta en hacer exhibiciones de erudición y trabajo de campo (cosa que agradezco, aunque eso vende), pero elude las vaguedades, da siempre datos concretos con nombres y apellidos y detalles que dan verosimilitud a la historia y a la ambientación. Sobre todo durante la primera parte de la novela (antes de que lleguen las hostias), se juega con ideas y conceptos de la física fascinantes: La hipótesis de la censura cósmica de Penrose, las ideas de Ker-Newman…..y aquí si que he echado en falta algo mas de detenimiento. Tal vez para no espantar al lector generalista o blandengue, no se profundiza lo suficiente en esos puntos, que no pasan de meros enunciados, artificios que sirven para hacer avanzar la trama. Los alienígenas que aparecen posteriormente y la hipótesis que plantea sobre el origen del universo, son curiosas, tienen su punto llamativo, pero no me resulta tan atractivas, y algunas escenas me han resultado un poco ridículas (“usa la fuerza Luke”)

En cuanto al plano estrictamente literario, los famosos personajes que tan vitales dicen que son, pues como que brillan por su ausencia. La mayor parte del reparto consiste básicamente en un nombre y una profesión, un rango en el caso de los militares, sin siquiera descripción física, tan poco hay que preocuparse, para la segunda vez que salgan estarán muertos. La empatía con ellos, una vez más descartada. Los únicos a los retrata algo mas son el trío protagonista, pero son todos un puñado de tópicos, Laura Muñoz es la mujer que sacrifica todo en aras del trabajo y Neko es un fiki. Eso le hace mas simpático a mis ojos, y me permite sonreír al localizar las referencias cada vez que se cambia de camiseta, pero su profundidad psicológica no va mucho mas allá.

Como en casi todas sus obras, Aguilera trata el tema de cómo nos enfrentamos a la muerte y la adversidad, pero no me parece que esta sea la vez que mejor le ha salido, salvo Laura Muñoz, los comportamientos de los personajes me parecen bastante poco creíbles.

En lo estilístico, pues ni molesta ni fascina. El estilo se me hace mas bien impersonal, mejor que Michael Chricton, pero la novela no es tan entretenida como las mejores de éste.

La novela se complementa con un cuento en el que Julio (Jules) Verne, conoce a Pierre de Chardin, bastante bueno, y sería un crimen contar algo mas de él, pero no tiene absolutamente nada que ver con la novela, que por otro lado, no termina de acabar.

martes, 4 de enero de 2011

Juan Miguel Aguilera



Internet es un medio abierto, en el que cualquiera puede estar escuchando, y yo tengo tendencia a escribir como si estuviera charlando con un hipotético amigo en un bar, así que aclaremos que todo lo que viene a continuación son opiniones personales y pidamos disculpas por si alguien se ofende de mi uso del lenguaje.

Bueno, bueno, Juan Miguel Aguilera. ¿Qué puedo decir de Juan Miguel Aguilera?. Se trata de uno de los mas populares escritores del fantástico español. Según dicen las contraportadas, tiene mucho éxito en Francia. Empezó colaborando con Javier Redal, en la novela “Mundos en el abismo”.

Es un cliché entre el fandom que dicha novela ofrece demasiada información en su comienzo, y que tiene demasiadas palabras en sánscrito. Personalmente opino que los que dicen eso son unos blandos meapilas, que las nuevas generaciones están llenas de blandengues cuyos cerebros se han reblandecido por el exceso de clones de Harry Potters y dragonlances. Una buena mili y una condena a leerse todas las obras de Grez Egan es lo que necesitan. Un lector empedernido de ciencia ficción que los tenga bien puestos no tendrá ningún problema. Pero claro, es solo mi opinión.

Después vino su continuación “Hijos de la eternidad”, que aportaba poco a la anterior, pero era muy entretenida, tenía partes magníficas, y si, aportaba cosas, y “El refugio”, que me parece la mejor obra en la que ha participado, aunque adolezca de un exceso de prólogos y de una subtrama no muy relevante (aunque muy emocionante).

Entonces empezó a escribir en solitario y según lo que leo en internet se produjo una especie de cisma. Empezóa a escribir novelas históricas con toques fantásticos, que tenían mucho éxito entre el público no especializado, pero que no convencían a sus fans. Por lo visto, su primera novela en solitario “La locura de Dios” fue acogida con frialdad por los aficionados a la ciencia ficción, mientras que el público general la disfrutó mucho, aunque creo que no le ha dado para profesionalizarse. “La locura de Dios”, es una novela de ciencia ficción que transcurre en la edad media y está protagonizada por Ramón Llul. Personalmente me encantó, peeeerrroooooo……

Uno: Si a “El refugio”, le sobraban prólogos, “La locura de Dios”, tenía todavía mas.
Dos: El retrato que hizo de Ramón Llul, a quien supongo un personaje complejo, me pareció tópico y maniqueo.
Tres: La idea principal, la gran revelación final, es calcadísima a la de “El refugio”. De hecho, luego ha dicho que ocurren en el mismo universo.
Cuatro: La estructura de la novela es muy parecida a la de “El refugio”.
Cinco: Salen unos bichos, que, creo recordar, se meten por las orejas, y controlan la mente de la gente. Cuando ví el episodio piloto de la serie de televisión “Stargate”, y me encontré una cosa muy parecida, enrojecí de vergüenza ajena , aparte de por lo malo que era, porque hacían algo muy parecido, a pesar de lo manido que está ese tópico. Nunca me recuperé de ver que uno de mis ídolos repetía la misma barrabasada.

Desde entonces, cada nueva novela suya que he leído, me ha supuesto en mayor o menor medida una decepción. No sé, debo de ser uno de esos lerdos de la ciencia ficción que no saben apreciar las virtudes de otros registros, porque todo el mundo piensa que “Rhila”, es una novela cojonuda y es lo mejor que ha hecho.

“Rhila” va de unos árabes de Al-Andalus que llegan a América antes que Colón y son masacrados por los aztecas en sacrificio humano. Bueno, alguno sobrevive y es testigo de cómo luego los aztecas masacran a los mayas (creo). La sangre puede salpicar al lector, hay innumerables escenas de despedazamiento y violencia varia, pero la descripción de tanta carnicería no logró horrorizarme ni emocionarme en ningún momento (Mel Gibson si lo consiguió si me preguntan). Me resultó imposible sentir la menor preocupación por unos personajes a los que ya estaba matando a las diez páginas de haberlos presentado, si es que puedo llamarlos personajes, pues eran meros tópicos carentes de desarrollo. Tiene algunos elementos fantásticos, puede que ciencia ficción, aunque yo no soy capaz de verle la explicación y es entretenida, pero tampoco mucho. De hecho su lectura me apartó de la obra de Aguilera, pasé de “El sueño de la razón”, aunque ahora lo lamente, porque ya es imposible encontrarla y no he perdido el interés por su obra.

Desde entonces hasta ahora “Contra el tiempo”, su colaboración con Rafa Marín, muy bien escrita, pero trama poco interesante. Los dos comics de la serie “Avatar” publicados en España, no están mal, pero el argumento parece poca cosa, lo mismo que el guión de “Stranded” o su adaptación a la novela con Eduardo Vaquerizo. El síndrome de la poca cosa.

Luego refundió sus dos primeras novelas en una sola, que no he leído, porque estoy en contra de que vuelva a escribir una y otra vez la misma novela. Hizo otra continuación, “Mundos y Demonios”, vilmente robada por mi hermano, que se ha de pudrir en el infierno, que compré por nostalgia, y que me gustó mas, aunque me hizo pensar sino será que me gusta la ciencia ficción simplemente, porque aunque las ideas que trataba, la descripción de los ambientes y alguna otra cosa me encantaron, y de hecho es una novela que disfruté mucho, tenía muchos de los defectos que ya me cansaron en Rhila.

Jo, todo esto venía a cuento de una reseña de “La red de Indra”. Tendré que dejarlo para otro post.