Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

domingo, 24 de junio de 2012

"Yugurta" y "Buck Danny"

Me salgo un poco de lo habitual para hablar de cómics. Ya hace unos meses que la editorial Ponent Mon publicó sendos integrales de Yugurta y Buck Danny.
Una edición mas que correcta. ¿Como es el interior?




Pues el estilo de Yugurta es simétrico. Quiero decir que en los primeros albúmes el dibujo es malo, pero promete (Herman se acabará convirtiendo en un grande del cómic, pero todavía no lo era cuando los dibujó), y el guión es comprimido, parece que quieren meter demasiadas cosas en muy pocas páginas. En cambio en los últimos, el estilo de Franz ya está consolidado, presenta un acabado mas trabajado, pero no es muy bueno, y el guión es decompressing, se emplean páginas y páginas para que no pase casi nada. Los personajes son muy esquemáticos, al protagonista no hay quien se lo crea de puro bueno, y el vestuario es ridículo. Ideológicamente es agradable, pone fatal a los cabrones del imperio romano y hay una cierta exaltación de la rebeldía y la búsqueda de utopías, pero no es una obra que merezca la pena, salvo para los que sean muy fans de las historias de romanos.






En Buck Danny la calidad del dibujo es uniforme: es malísimo. Feo con ganas. Se trata de historias de aventuras en la segunda guerra mundial, así que es militarista con ganas. Los héroes son tipos de una pieza, valientes, heroicos y mayormente malos. Los malos son malos a rabiar, pero que muy malos, muy malos. Incluso diría que hay momentos involuntariamente racistas: hacia el final se revela que los mas malosos de los malos pertenecen a una maligna sociedad secreta que pretende expulsar a todos los blancos de Asia, lo que parece salido de un delirio de Robert E. Howard, como si los orientales fueran todos iguales y una amenaza para la raza superior. . Por otro lado, Charlier, como siempre, abusa de los textos en sus guiones y puede llegar a cansar y resultar farragaso. Además, hay veces en que se enrolla demasiado con un problema puntual, que, a pesar de lo dramático o peligroso que sea, (un incendio, un naufragio), no hace mas que demorar el avance de la historia.

A pesar de ello, Charlier es mucho Charlier, es sin duda uno de los mejores guionistas de comics de todos los tiempos. Su habilidad para crear intriga y suspense, para llevar las situaciones al límite, para enfrentar las inteligencias de sus héroes contra la de sus villanos, no tiene parangón, y resulta un comic muy entretenido y emocionante. Es un producto algo ajado, no se lo recomiendo a ningún fan de los superheroes, ni de los mangas, pero si a los fans de las aventuras clásicas. Los que se criaron con Julio Verne por ejemplo, puesto que comparten la obsesión con la documentación y la verosimilitud científica, descubrirán que como narrador de aventuras no le llegaba a la suela de los zapatos a Charlier. Le agradezco esta edición a Ponent Mon, así como la de "Barba roja", ya en preparación, y me pregunto: ¿Que ha pasado con "Michel Tanguy"?

viernes, 15 de junio de 2012

"Estigia" de Angel Torres Quesada



De los escritores españoles de género fantástico que me gustan, Angel Torres Quesada es sin duda el que menos me gusta. También es del que tengo mas libros, y el único al que podemos considerar un escritor de ciencia ficción, a secas, puesto que todavía no he leído una obra suya que no pertenezca al genero, aunque creo que tenerlas las tiene. Es el que menos me gusta porque carece por completo de virtudes literarias, ni su estilo ni sus personajes son interesantes, ni tampoco hay especulaciones interesantes, ni científicas ni de cualquier clase, y sus finales son a veces casi tan decepcionantes como los de "Perdidos" o "Battle Star: Galactica".

Lo de Quesada es el entretenimiento puro y duro. Admiro su sentido del ritmo y su capacidad para intrigar al lector y jugar con él. A veces parte de premisas impactantes, y a su modo, experimenta. En vez de contar sus aventuras siempre del mismo modo, juega con la estructura, las líneas argumentales paralelas, los puntos de vista y ese tipo de cosas, Aparte, aunque no sea especialmente profundo, toda su obra tiene un coherente discurso en contra de los fanáticos religiosos y las tiranías (o dictaduras). Queda bastante claro en que país nació y cuando se crió.

En el último par de años parece estar experimentando una nueva primavera creativa, de la que tengo pendiente ocuparme. He empezado por "Estigia", a lo que veo segundo volumen de la colección "Atanor Imagina". Buena suerte chicos, que hay que ver como está el patio. Ubicada en el mismo universo que "Los vientos del olvido", en el que se ha producido la persecución y el exterminio del islam, sin desvelar mucho diré que es la historia de una colonia que ha sido destruida por el ataque de una especie autóctona y que se centra en la lucha de los supervivientes por apoderarse de unas cápsulas de hibernación que contienen mujeres.

La novelita es entretenida, y poco mas. Ya es bastante, pero no es de lo mejor que ha hecho Quesada. Buen ritmo, una cierta intriga, un anti héroe que se nos va rebelando poco a poco, mediante revelaciones, que no flashbacks, pues no hay espacio suficiente para ello. Revelaciones, que a veces resultan contradictorias. No es tan exagerado como en Wyharga, donde podías encontrarte que en una misma página decía una cosa, y luego un par de líneas mas abajo decía lo contrario, pero casi. El caso mas extremo es la página 94, donde el narrador dice: "No sé que hicieron con el cadáver de Arthur, si lo enterraron o lo llevaron lejos del Centro para que algún bicho rezagado se lo comiera. Más tarde me enteré de que le habían dado sepultura en una fosa poco profunda." Pero a ver ¿lo sabes o no lo sabes? ¿si nunca lo supiste como te enteraste de que lo sepultaron en una fosa poco profunda.

Este tipo de contradicciones me han hecho pensar que Torres Quesada apenas revisa sus manuscritos, y se va inventando el argumento sobre la marcha, seguramente porque así se divierte mas al hacerlo. Genial, uno debe disfrutar de sus aficiones, pero los productos suelen estar mejor acabados cuanto mas te aburras y te desesperes con ellos. En fin, personajes burdos y poco perfilados, diálogos forzados y poco creíbles, mucha acción y un final mas bien desagradable. No está del todo mal, pero no es de los mejores trabajos de su autor. Y el precio es totalmente injustificado, y no es que sea alto, es que el libro es muy corto, porque lo que Ángel Torres Quesada nos está entregando es un revival de su tiempo de escritor profesional de librillos, alargado, no por su extensión, sino por el tipo de letra y el espacio entre línea.

viernes, 8 de junio de 2012

Infierno nevado


Dice la cotraportada de este libro: "Fue H.P Lovecraft, la noche de Todos los Santos de 1937, quien primero tuvo la visión de una cohorte de legionarios adentrándose por las ignotas cumbres nevadas de los vascones en busca de antiguas razas y terribles dioses". O mas explícitamente como dice el autor al final: "escribía una carta a su amigo Donald Wandrei en la que le contaba un sueño especialmente vívido que había tenido la noche de todos los Santos [....]el mismo Lovecraft aparecía como el cuestor L. Caelius Rufus, enviado para dilucidar un misterio relacionado con extraños cultos y sacrificios humanos realizados en las montañas por una "Raza Antigua" que tenia amedentrados a los primitivos vascones. Las autoridades romanas deciden intervenir y una cohorte de legionarios es enviada hacia las montañas nevadas para impedir el inminente akelarre.". Menudos sueñecitos que tenía el loco de Providence

Admiro la habilidad para las obras públicas de la antigua Roma. Creo que fue un pueblo de grandes arquitectos y albañiles, pero personalmente siempre he estado a favor de los bárbaros, no puedo decir que sea mi periodo histórico favorito, por mas que la serie de televisión "Spartacus" haga lo que pueda para hacerme cambiar de opinión con su versión de sexo y violencia. Aún así , siempre me han hecho tilín las historias de legiones pérdidas en confines salvajes e incivilizados. Con estos precedentes es difícil resistirse a hacerse con el libro. La pregunta que siempre hay que contestar es: ¿mereció la pena la compra?. En su mayor parte. Infierno nevado es una novela muy entretenida y está bastante bien escrita. Sobra en mi opinión el prologo y el epilogo, que no aportan nada a la historia, e incluso los esfuerzos de Gneo Pompeyo para echar tierra al asunto parecen poco plausibles e innecesarios.

Tal vez haya un exceso de retórica, de abusar de las imágenes y los adjetivos para intentar ser mas impactante, pero aún así la historia funciona muy bien. El pasaje de la partida de la expedición es magnífico. El centurión Arranes es un personaje muy bien construido, gracias mas a sus errores que a sus azañas, sus contradicciones y defectos son los que le humanizan. No así su rival y antagonista Marco Arrio, que no deja de ser el típico villano sádico. Ismael Martinez Biurrun sabe crear ambientes intrigantes y opresivos y dosificar la acción y el dramatismo con buen sentido del ritmo, para mantener la atención del lector a medida que va acelerando progresivamente el tempo narrativo.

El único problema en mi opinión es el final. Se cumple perfectamente aquella máxima que dice que el miedo es mas profundo cuando no vemos la causa de nuestro terror. Lovecraft se las apañaba para salir de esos atolladeros. Las monstruosas revelaciones a las que se enfrentaban sus protagonistas al final de sus relatos eran el cierre adecuado a los mismos, el climax. En cambio, aquí, cuando el monstruo realiza su striptease, su aparición no está a la altura de lo imaginado, su presencia intuida pero oculta resulta mucho mas terrorífica que su realidad, deviniendo en un final al estilo de las películas de Harry Harryhausen

viernes, 1 de junio de 2012

"Marte se mueve"



Resulta curioso que esta novela lleve la palabra Marte en el título. Después de la trilogía de Kim Stanley Robinson, cuando uno ve algo así, piensa en largas descripciones de los paisajes marcianos, y eso está totalmente ausente. Apenas se nos describe la superficie marciana, la carga científica de la novela, que es interesante, no tiene nada que ver con la astronomía, o la geografía de nuestro vecino del sistema solar. Hay una especulación sobre una posible biosfera abortada en Marte, que por cierto me parece que comparte muchas cosas con la descrita en la obra de Bear "Legado". Casi toda la acción transcurre a cubierto, por corredores y madrigueras. En ese sentido hay quien la pueda encontrar decepcionante, y lo dice uno al que, si bien la obra de Robinson le gustó y le pareció interesante y buena ciencia ficción, también le pareció un supremo coñazo.

Esta obra es un compendio de las virtudes y defectos de Greg Bear. Por un lado tenemos una serie de especulaciones muy interesantes sobre nanotecnología y post humanismo. (La novela transcurre en el mismo universo que "Reina de los ángeles", aunque unos cuantos años después). Por otro lado los personajes resultan bastante incomprensibles. Pondré un ejemplo: la protagonista Casseia Majundar, bastante al comienzo del libro tiene el primer encuentro amoroso de su vida con el joven Charles Franklin. El se enamora perdidamente de ella y le propone matrimonio, pero ella acaba rompiendo con él porque todavía son muy jóvenes y le parece todo demasiado precipitado. Bien, esa es mi interpretación, basada en que llevo consumidas muchas historias, y esa es el tipo de osas que ocurren en la ficción. Porque si juzgamos por lo que nos cuenta Casseia en primera persona, como que no tenemos ni idea de si ella le quiere o no, y de, si le quiere, porque rompe con él, y no digamos ya, de porque está tan enamorado Charles, vamos, si es que lo está. Los personajes de Bear son siempre bastante incomprensibles. Quien sabe, si lo que pretendía era reproducir en la mente del lector las confusiones de la post adolescencia, da completamente en el clavo.

Donde incide mucho, es en la política. Marte está dividido en vínculos múltiples, familias o comunidades, y en proceso de unificación, que como todas las unificaciones está resultando muy complicada. La Tierra les presiona para que se unifiquen, pues quiere negociar con un solo bloque, por motivos que quedarán claros según avance la novela. Casseia se siente interesada por la política, desde su participación en una especie de revuelta estudiantil. Ese interés le llevará a viajar a la Tierra, trabajando como ayudante de uno de los líderes marcianos: Especulativamente hablando, esa es la mejor parte de la novela.

La descripción de la tierra del futuro es mas completa que la que se hace de Marte y está llena de conceptos fascinantes. Las ampliaciones de memoria, la adquisición de habilidades, las realidades virtuales, la nanotecnología usada para la modificación de la mente, ...hay todo un aluvión de ideas muy interesantes en esta parte, que es muy brillante, mucho mas que la "Teoría de los descriptores", que aparece mas tarde y que como no la encuentro en el google supongo que es inventada.

A partir del regreso a Marte, es cuando las cosas se ponen de verdad interesantes. A partir de aquí no puedo contar lo que pasa, pero las cosas se ponen muy emocionantes. Hay usos aterradores de la nanotecnología, guerra, catástrofes impensables, pérdidas personales, desesperación, conflictos políticos, éticos, morales y de todo tipo, se desatan poderes inimaginables. Vamos que es muy entretenida.

Así que, bueno, tenemos una novela llena de especulaciones interesantes, con mucho sentido de lo maravilloso, o "efecto atiza", muy entretenida en su segundo trecho, escrita al estilo betsellero, con personajes desdibujados o incomprensibles.

Hacia tiempo que un libro no me impactaba tanto.