Buscar este blog

No creo en la crítica objetiva. Sólo conozco una o dos personas a las que le interesan mis opiniones. y a veces creo que lo hacen por cortesia.

sábado, 20 de octubre de 2012

"Téstigos de las estrellas" de Robert Charles Wilson

Esta novela de Robert Charles Wilson transcurre en un futuro cercano, en el que mediante "computadoras cuánticas que funcionaban gracias a redes neuronales adaptativas en una arquitectura orgánica de límites abiertos", los humanos pueden ser testigos de la vida en otros planetas, habitados, por supuesto. Me encanta eso de "computadoras cuánticas que funcionaban gracias a redes neuronales adaptativas en una arquitectura orgánica de límites abiertos", me pregunto como consiguieron entrenar la rer neuronal, sin un conjunto de casos de prueba de resultado conocido, puesto que se supone que la visión a distancia fue un resultado accidental, obtenido cuando intentaban filtrar la señal de sondas espaciales. En fin, misterios de la computación cuántica, supongo.

La acción tiene lugar en "Blind Lake", unas instalaciones gubernamentales donde se encuentra uno de estos observatorios de planetas lejaos, un pueblo el que todos sus habitantes,  son gente que trabaja en dicho observatorio, científicos, administrativos, o personal de mantenimiento etc. Un día sin previo aviso ni explicación, se cierra todo el contacto con el mundo exterior, televisión, radio, internet, y por supuesto, las carreteras, los que tratan de escapar mueren de un modo muy desagradable. La luz y los servicios básicos se mantienen y periódicamente llegan suministros, pero eso es todo, la situación se prolonga sin ninguna explicación.

En ese ambiente se mueven un grupo de personajes que parecen sacados de un telefilme, periodista traumatizado con sentimientos de culpabilidad, madre divorciada con ex marido practicamente psicótico, hija medio autista.....Wilson se las apaña bastante bien contando como la comunidad se adapta a la situación, la incertidumbre, el misterio de la situación en el mundo exterior, del comportamiento de los extraterrestres que observan y del propio funcionamiento de sus máquinas, que han evolucionado por si mismas, no son entendidas por ningún humano y constituyen un milagro que "podría acabar en cualquier momento", como se repite machaconamente. Todo ello servido entre descripciones de  paisajes invernales. No es una broma, la novela transcurre prácticamente entera en invierno, y sus descripciones son bastante evocadoras.

La primera mitad de la novela es simplemente agradable y entretenida. Luego de repente, el interés se dispara, a partir de dos conferencias que, aunque interrumpen la narración, son condenadamente interesantes y atractivas, en una de ellas se especula con que los seres humanos interpretamos el universo en base a narraciones, historias que nos contamos a nosotros mismos, lo que para un devorador de historias como yo no puede resultar mas impactante, en otra se postula la capacidad de soñar como motor del desarrollo. Apenas terminadas empiece el clímax, final, tan largo como emocionante y absorvente, en el que Wilson echa toda la carne en el asador, apasionante tanto en lo narrativo como en lo especulativo y lo literario. Amén de brillante especulaciones científicas y tecnológicas sobre la evolución de la vida en el universo, la vida artificial, y la descripción de una alienígenas fascinantes, se profundiza en alguno de los personajes, que adquiere la espesura que antes le faltaba y que da pie a párrafos muy bien escritos.

¿Defectos? Bueno, algunos personajes quedan muy esquemáticos y caricaturizados, Wilson se apoya demasiado en el fácil recurso del trauma para explicar cualquier conducta, algunos pasajes parecen de libro de autoayuda y en otros hay un cierto misticismo un poco infantil, con el que él mismo se muestra crítico que desentona con el resto de lo escrito. No llega a obra maestra, está un punto o dos por debajo de "Spin", pero es una buena novela. Muy recomendable.


martes, 9 de octubre de 2012

A VUELTAS CON LA TOMA DEL CONGRESO

Un amigo me pidió que hablara de los acontecimientos que tuvieron lugar en Madrid el 25 de Septiembre. Yo en principio me negué, alegando que para hablar de cosas serias hay que ser responsable, preparase bien, documentarse y esas cosas. Aunque la verdad es que a mi me gusta vivir en mi mundo de fantasía y trato de cerrar los ojos lo mas posible al mundo real. Pero en fín, como lo mismo se puede decir de tantos tertulianos, arreglamundos de la hora del desayuno y compañeros soplagaitas en general, ¿porque va a ser uno menos?

Lo primero que llama la atención fueron las declaraciones de la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, comparando el 25S con el fallido golpe de estado del 23 F. Esto es lo que en argot futbolístico se llama "calentar el ambiente", crear mayor revuelo mediático, asegurarse de que una situación se peor de lo que podría ser, una profecía autocumplida, o un intento de ello. O simplemente caer en el mas absoluto de los ridículos.

El partido gobernante hace tiempo que sufre un profundo caso de "mayoría absoluta", que le hace pensar tiene el derecho de hacer lo que quiere con los españoles porque estos le votaron mayoritariamente. Lo que, legalmente hablando, es cierto. Pero, como todos los gobiernos elegidos democráticamente, lo que quieren es que el pueblo exprese su opinión en una única ocasión, las elecciones, y a partir de ese momento se callen como putas durante los próximos cuatro años. Al PSOE también le pasaba, aunque no desbarraban tanto, desautorizaban cualquier manifestación en su contra, y acusaban a las protestas de ser profundamente antidemocráticas y cosas así. Nada hay que les enfurezca mas que tener que contemplar la certeza de que ya no les quieren tanto como antes, y que esa misma masa que les votó, no está de acuerda con sus acciones. Es decir, la Cospedal y compañeros de partido querían "taparnos la boca a todos los españoles que habíamos elegido libremente a nuestros representantes", cuando no estamos de acuerdo con las acciones de dichos representantes.

El aparato policial que cercó el congreso pareció un tanto desmedido, habida cuenta de que se puso en funcionamiento días o semanas antes. Como soy un vago de mierda que tiene la culpa de lo que está sucediendo en este país, no me presenté en la manifestación, a pesar de que estaba completamente de acuerdo con ella, así que me fío de los testimonios de dos amigos de confianza que si estuvieron presentes y que ni siquiera se conocen.

Uno de ellos dice que la protesta transcurrió pacíficamente, de no ser por las acciones de un grupo organizado, vestido con capuchas negras, que se dedicó a provocar cargar policiales, a base de tirar botellas a los policías y cosas así. Afirma también, haber visto a los de este grupo empujar a los manifestantes hacia los furgones policiales cuando empezaron las cargas, y está convencido de que se trataba de infiltrados de la policía. El otro, en cambio, ni siquiera se percató de su presencia, le parecía que estaba todo acordado de antemano, que a la hora señalada los policías se pusieron a cargar, con motivo o sin motivo, como si tuvieran un horario que cumplir.

Sobre el tema de la actuación policial, la actitud del gobierno ha sido tan desproporcionada como la que mostró previamente al evento. Una cosa es apoyar las fuerzas del orden público, compartir su punto de vista, intentar defenderlo, pero de ahí a la concesión de medallas a los mandos que han coordinado la actuación policial durante las protestas media un abismo. Se habla mucho de la cantidad de heridos policías, pobrecitos. También se ha dicho en alguna ocasión que los policías son tan humanos como nosotros, y que si nos increpan todos respondemos con violencia. Bueno, yo no lo hago, soy un cagado y prefiero salir corriendo. Pero si alguien me increpa y yo me pongo una máscara y le ataco con un arma, iré a parar a la cárcel o aun psiquiatrico.

Es mas, no creo que valga la excusa de que todos nos comportaríamos así. A alguien que representa la ley se le debe exigir una un comportamiento superior que al resto de los ciudadanos. En mi opinión, un cuerpo de antidisturbios debería permanecer estoicos como samurais e impávidos como ClintEastwoods, mientras les insultan, les gritan, les tiran huevos, botellas o se les mean encima, con la cara descubierta y la placa colgándoles del pecho, y solo reaccionar ante situaciones extremadamente graves. Es injusto, lo sé, pero si no te gusta, no te hagas policia.

En su lugar, vemos que siempre se vuelcan, en primer lugar, sobre los que llevan cámaras y pueden grabarles, y en segundo, sobre los que muestran actitud pacífica. Los agresivos suelen ser de los que mas rápido huyen, y además, son blancos mas díficiles y peligrosos, es mejor concentrarse en jovencitas. Posteriormente Rajoy alabó a esa mayoría silenciosa de españoles que no protagoniza titulares, y está sufriendo la crisis, esa misma mayoría silenciosa, por cierto, que jamas acudió a una manifestación en contra del aborto, ni a una protesta por un atentado de ETA, la misma mayoría silenciosa, en fin, que jamás protestó contra la política de Zapatero.

También le dio por hablar de la mala imagen exterior que dio el suceso a España. Tengo que darle la razón. Las imágenes de los policias en la estación de Atocha ha dado la vuelta al mundo y han causado muy mala impresión de España.

También lo causó en su día los avances de la próxima ley del orden público, en la que "concertar concentraciones violentas por cualquier medio de comunicación como internet y las redes sociales será delito de integración en organización criminal”, obstaculizar el acceso a establecimientos públicos será deltio, así como los encierros, y la “resistencia pasiva” también será atentado contra la autoridad, es decir participar en una sentada en la calle y negarse a levantarse pasa a ser delito y no una falta. Tipo de cosas que hacen que los cubanos se rían de la democracia española, ¿se puede caer mas bajo?

En todo caso, estas discusiones sobre quien es mas violento que quién, no enmascaran un hecho, el pueblo no está satisfecho con la labor de los políticos, consideran a los políticos un problema, y los políticos están tan convencidos de ser la única voz del pueblo que se niegan a escucharla, aunque les grite al oído.


miércoles, 3 de octubre de 2012

¿Está loco José Antonio Suarez?

De vez en cuando me da por comprarme todos los libros de un autor, lo que me da una excusa para rebuscar por la web y en librerías de segunda mano, aunque los libros se me acumulen y no me de tiempo a leerlos en esta vida.

(Inciso, si alguien que lee esto puede conseguirme "Demonio en el cielo" de Gabriel Bermudez Castillo le ruego se ponga en contacto conmigo)

(Inciso 2, si alguien que lee esto puede conseguirme "Cuarentena" de Greg Egan le ruego se ponga en contacto conmigo)

Hace un par de años, me dio por buscar los de José Antonio Suarez.

(Inciso 3, si alguien que lee esto puede conseguirme "Nada nuevo bajo el sol" le ruego se ponga en contacto conmigo)

Rebuscando en la web de una librería, encontré uno llamado "Rebelión en Telura", que cuando me presenté en ella resultó que ya estaba agotado y que, aunque lo pidieron nunca les contestaron.

El año pasado, lo encontré colgado en su web (http://www.joseantoniosuarez.es). Y lo mas sorprendente: !formaba parte de una trilogía¡.Palabra sagrada, trilogía, la "Trilogía de Meldivén", cuyas otras dos partes también estaban colgadas  gratuitamente en su web.

Bueno, me dije a mi mismo, el primero no debió de tener éxito, y tal como está el mercado, si la primera entrega de una serie no tiene éxito, no te van a publicar el resto, pero como el tío debe de escribir a 500 pulsaciones por minuto, ya debía de tener listas las demás y optó por publicarlas en su web, para que al menos las leyera alguien.

Muy bien. Pero es que también estaba colgada una novela llamada "Murmullos en el cielo", que por lo que sé nunca se había publicado.

Bueno, me dije a mi mismo, esto debe de ser que, con la cosa de la crisis y eso, está muy difícil publicar, no ha conseguido colocarla en ninguna editorial y optó por publicarlas como descarga gratuita en su web, para que al menos las leyera alguien.

Por en medio publicó "La tercera república". Y no se que tal funcionaría, pero se veía entre la literatura no especializada en la Fnac, se publicó alguna entrevista en un periódico, y llegué a la conclusión de que, aunque sin duda no le iba a dar para comprarse un piso, entelequia mas allá del común de los mortales en este país, debería haber funcionado medianamente bien para lo que son las cosas.

!Y ahora me encuentro la continuación, "Cerco a la república" disponible como descarga gratuita en su web!
¿Que es lo que está pasando?
¿Se habrá vuelto loco?
¿Se tratará del improbable ser humano que trabaja por amor al arte y no al víl metal?
¿Se propone acaso hundir el depauperado mercado editorial español?
¿Es acaso uno de los presagios que marcan la senda de la llegada del anticristo y el fin del mundo en el 2012?

!Es la locura¡

!ARGHHHHHH¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡